Cruel desenlace en el Wanda (1-0)

Un solitario gol de Ludmila sobre la bocina doblega a un buen Deportivo Alavés

Solo una polémica acción cuando el partido agonizaba pudo tumbar al Deportivo Alavés en la matinal de domingo. Ludmila, a pase de Ajibade, hizo el único gol del Atlético de Madrid. La duda de si el esférico había salido previamente por línea de fondo deja un poso de lamento, tras un ejercicio de supervivencia y generosidad durante 90 minutos.

No empaña esta derrota, sin embargo, la espectacular actuación de Jana en la portería albiazul. La guardameta frustró ocasiones colchoneras de todos los colores. Manos imposibles, reflejos sobre la línea y un amplio abanico de intervenciones que cerca estuvieron de convertirse en un valioso botín de un punto.

Estuvo apoyada Jana por una brillante actuación de la zaga. Camila siempre apareció para frenar las acometidas atléticas. La chilena fue la referencia de una defensa formada hoy por cinco jugadoras. Morera y Garazi desgastaron los carriles igual que Chamorro y Carrillo, incansables en la presión.

Sometido durante prácticamente todo el partido, el equipo de Mikel Crespo fue solidario en el esfuerzo, unido en bloque bajo. Robar y correr. Una idea perfectamente ejecutada hasta que, cerca del descuento, se fue al traste.

Un cruel desenlace que no empaña una gran actuación colectiva. Toca pasar página. El Villarreal será el próximo reto para las Gloriosas. Al calor de Ibaia.


- Te recomendamos -