Punto de mérito en Cartagonova (1-1)

El Deportivo Alavés reacciona en la segunda mitad para empatar ante un buen Cartagena

Preveía el Deportivo Alavés un partido exigente en su visita al FC Cartagena y topó ante un rival agresivo, dominador y empujado por una hinchada que nunca dejó de creer. Ni siquiera en los últimos instantes, ya de ida y vuelta, entre dos contrincantes volcados a por la victoria.

La locura en la que se convirtió el tramo final del encuentro llegó motivada por un empate justo a la postre. Fue mejor el cuadro local en la primera mitad. Contundente, con la personalidad que le faltó en el primer acto al Deportivo Alavés. Ganador en las disputas, el equipo de Luis Carrión se encontró con el gol al borde del descanso. Sadiku materializó un penalti por mano de Maras y desató la euforia en el estadio albinegro.

La salida de vestuarios trajo consigo la inmediata reacción del Glorioso. Un paso adelante. Rober, recién ingresado en el terreno de juego, picó sobre la defensa un preciso balón para Miguel, que no dudó: disparo cruzado que se convirtió en el empate.

Fue a partir de entonces cuando creció el elenco de Luis García Plaza, más asentado con balón, más Deportivo Alavés. Un equipo que acumula siete partidos invicto y se sitúa colíder de la clasificación.

No hubo más goles, pero sí tensión en el Cartagonova. Sólo así se entiende esta Segunda División. Nueva muestra de la dificultad que encontrará el Alavés en su camino hacia el objetivo; un camino cuya próxima parada será Mendizorrotza. Otro cantar.


- Te recomendamos -