La amenaza de una ilusión renovada

El Deportivo Alavés recibe la visita de un Real Oviedo que venció su único partido tras cambiar de entrenador

Nueva oportunidad en Mendizorroza para un Deportivo Alavés que no quiere perder la estela del liderato. Tras el empate sin goles frente al Sporting de Gijón el pasado sábado, es otro rival asturiano el que mañana visita el estadio albiazul. Con ilusiones renovadas tras el cambio de entrenador, el Real Oviedo venció al Málaga en la última jornada y aterrizará en el Paseo de Cervantes con la ambición de encadenar dos triunfos consecutivos por seguna vez esta temporada.

Con Álvaro Cervera al frente y viejos conocidos en sus filas como Marco Sangalli o su principal goleador, Borja Bastón, el conjunto carbayón aspira ahora a alzar el vuelo. Contará el entrenador natural de Malabo con bajas importantes como las de Pomares o Miguelón, activos clave en la zaga ovetense.

Luis García Plaza tendrá las mismas tres ausencias que en la última lista: Sedlar, Sylla y Laguardia, que según ha confirmado el técnico albiazul, ya será parte de la expedición para Santander. Además, Benavídez cumplirá sanción por ciclo de amonestaciones.

El entrenador del Deportivo Alavés asume que será un partido de “paciencia y perseverancia”. Entiende que una de las características de Álvaro Cervera son sus equipos de ‘bloque bajo’ y considera que será importante “evitar que hagan transiciones en contraataque”. Además, García Plaza confía en “estar más acertado” que en sus dos últimos partidos como local, en los que su equipo se ha quedado a cero.

Arranca mañana para el Glorioso una frenética serie de tres partidos en seis días y la condición de local debe ser fundamental para no perder de vista a Las Palmas. 


- Te recomendamos -