Éxtasis en Mendizorrotza (2-1)

El Deportivo Alavés se impuso al Real Oviedo con un gol de Salva Sevilla en el descuento

De penalti y en el último minuto. El destino tenía esta vez un dulce desenlace previsto para el Deportivo Alavés, que en el 99 marcó el gol de la victoria desde los once metros.

Valiente y con personalidad, el equipo de Luis García Plaza no se vino abajo con el empate del Real Oviedo. Mediada la segunda parte, el cuadro asturiano había igualado un choque que en gran medida dominaron los locales.

Abqar materializó la ventaja inicial con su primero como profesional. Fue al suelo en un rechace para llevar a la red un balón que Tomeu Nadal había repelido en primera instancia.

El Glorioso llevó la batuta, también tras la reanudación, pero el gol de Borja Bastón alteró mínimamente el guion. No lo suficiente. En un ejercicio de orgullo y oficio, los albiazules no temblaron con la posesión. Entró Rober y fue clave entre líneas. Condujo y abrió espacios.

En el descuento, el tiempo se detuvo. Señaló córner el colegiado, pero segundos después se llevó la mano a su pinganillo. Nervios. La hora del VAR. Era mano. Tarjeta amarilla para David Costas y Rioja con el balón en sus manos. Una treta. Al final fue Salva Sevilla. Nervios de acero y para dentro. Éxtasis en Mendizorrotza. El Alavés vuelve a ser colíder.


- Te recomendamos -