La Copa devuelve la sonrisa al Glorioso (0-1)

El Deportivo Alavés superó al Mérida para avanzar a la próxima ronda del torneo del KO

En la negativa dinámica de resultados que atravesaba el Deportivo Alavés, la Copa del Rey aparecía para despedir el año como una buena oportunidad de despejar fantasmas y regresar a la senda del triunfo. Recuperar sensaciones para lo que viene; una segunda vuelta que arrancará en Mendizorrotza con la visita del Burgos.

Un caliente Estadio Romano y un Mérida al alza en 1ª RFEF -tres victorias consecutivas- eran la amenaza que el Glorioso debía superar para cerrar 2022 con una sonrisa. Y desde el comienzo, mono de trabajo e intensidad por parte de los hombres de Luis García Plaza. Con Salva Sevilla al timón y un enérgico Rober, que jugaba en su casa, comenzaron las ocasiones visitantes.

Insistió el Deportivo Alavés por banda izquierda. Duarte y Rioja colgaron balones, por alto y por bajo, que no encontraron rematador. Fue mediada la primera parte cuando Rober recibió en el extremo derecho del área, caracoleó y disparó al palo largo. Javi Montoya sacó una buena mano para evitar el gol del ’20’, pero nada pudo hacer ante el rechace, que Salva mandó a la red.

Dio un paso adelante el Mérida tras la reanudación. En intensidad y en llegadas. No obstante, los atacantes locales no estuvieron acertados y el Deportivo Alavés no sufrió en exceso para controlar el marcador. Aprovechó el técnico albiazul para dar descanso a algunos de sus hombres y refrescó el once agotando los cinco cambios. La tuvo Guridi cerca del final, pero su disparo se marchó alto.

El Glorioso suma una victoria reconfortante con la que cierra el telón de este año competitivo y estará en el bombo del viernes. 2023 arrancará con Copa.


- Te recomendamos -