broma falsa alarma de bomba

Efectivos de la Guardia Civil investigan a una joven de 14 años por un delito de desórdenes públicos tras realizar una llamada al 112 informando de la colocación de una bomba en el Instituto de Educación Secundaria Gonzalo de Berceo de la localidad de Rincón de Soto.

La llamada se realizó utilizando un distorsionador de voz y alertó a las unidades de Seguridad Ciudadana, Servicio Información, Grupo Especialista en Desactivación de Explosivos y unidades caninas especializadas en la detección de explosivos. Tras desalojar a las 85 personas que se encontraban en las instalaciones, se llevó a cabo una búsqueda exhaustiva sin hallar artefactos explosivos.

Los agentes del puesto de Aldeanueva de Ebro y del Servicio de Información iniciaron una investigación para identificar al autor o autores de la llamada, resultando ser una joven de 14 años, junto a otras dos jóvenes de 12 y 13 años, ambas inimputables. Las actuaciones han sido puestas a disposición de la Fiscalía de Menores.

Leer más:   Tragedia en la autopista AP-4: uno de los guardia civiles fallecidos era de Barakaldo y residía en Vitoria

La Guardia Civil recuerda que realizar llamadas de este tipo constituye un delito Contra el Orden Público tipificado en el artículo 561 del Código Penal, con una pena de prisión de tres meses y un día a un año o multa de tres a dieciocho meses. Además, la Ley de Protección Civil y Atención de Emergencias de La Rioja tipifica como infracción muy grave realizar llamadas de mala fe al teléfono de urgencias y emergencias 112, con una pena de multa de 100.001 a 2.000.000 de euros.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorSeis baskonistas, candidatos al MVP Movistar de la temporada 22-23
Artículo siguiente¿Cómo se vota por correo en Vitoria en las elecciones municipales 2023?