El pasado lunes nos dejó José Ignacio Vegas Arámburu, un vitoriano nacido en 1934, reconocido como un referente en arqueología y un hombre de gran humanidad. Su fallecimiento a los 89 años ha conmovido a todos los que le conocieron, quienes lo describen como “un hombre bueno y amable”. Su carrera abarcó múltiples disciplinas, incluyendo la arqueología, la fotografía, el cine y el arte.

Una vida dedicada a la difusión del conocimiento

Vegas Arámburu no solo destacó en sus campos profesionales, sino que también fue un colaborador activo en temas culturales y columnista del diario EL CORREO. Fue parte fundamental de la Asociación de Amigos del Museo de Arqueología, enfocada en hacer accesible la arqueología al público general. Además, es autor de numerosas publicaciones y artículos, reflejo de su inquietud intelectual y su pasión por la investigación.

Leer más:   Un hombre fallece al quedar atrapado entre un tractor y un remolque en San Martín de Urx

Donación de un valioso archivo fotográfico a Vitoria

Recientemente, Vegas Arámburu donó al Ayuntamiento de Vitoria un impresionante fondo fotográfico que abarca desde 1956 hasta 2020. Este archivo contiene miles de negativos, diapositivas y fotografías digitales, un legado invaluable para la ciudad. Su esposa, Marisol Fernández López de Abechuco, jugó un rol crucial en la catalogación y conservación de esta colección.

Para más información sobre la vida y obra de José Ignacio Vegas Arámburu, visite la página web de EL CORREO o su perfil en Facebook. Para consultas sobre el archivo fotográfico donado, contacte con el Ayuntamiento de Vitoria al teléfono [número de teléfono] o visite su página de Facebook.

Leer más:   El transporte público de Vitoria-Gasteiz será gratuito el día 22 de septiembre

- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl tiempo para hoy en Vitoria-Gasteiz, 9 de enero de 2024
Artículo siguienteÚLTIMA HORA | Trágico accidente en Bilbao: Fallece camionero en incendio de su vehículo
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.