El Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea (Rasff) ha emitido una alerta debido a la detección de residuos de clorpirifos en melones importados de Marruecos. Los análisis realizados en un control de fronteras revelaron que estos melones contenían un nivel de clorpirifos superior al máximo permitido de 0.01 mg/kg.

RASFF MELÓN CON PESTICIDA

Estos son los peligros del clorpirifos

Para los vecinos de Vitoria, es una pregunta constante ya que el clorpirifos, es un insecticida organofosforado comúnmente usado en la agricultura y ha sido objeto de preocupación por parte de la EFSA debido a sus potenciales efectos genotóxicos y neurológicos, especialmente en niños. La Unión Europea prohibió su uso en 2020 tras no poder establecer un nivel de exposición seguro.

Leer más:   Sidy Cissoko jugará en la NBA G-League Ignite la próxima temporada

Críticas a la falta de información en Vitoria

FACUA-Consumidores en Acción ha criticado la falta de detalles proporcionados por la Comisión Europea sobre los melones contaminados, incluyendo información sobre la compañía productora y la región de cultivo en Marruecos. Esta falta de información dificulta que los consumidores de Vitoria identifiquen si han comprado o consumido productos afectados.

Antecedentes similares y no solo en Vitoria

Un incidente similar ocurrió el pasado verano con sandías importadas de Marruecos, las cuales contenían niveles de metomil, un plaguicida no autorizado, muy por encima del límite permitido. Este incidente, que fue calificado como de “riesgo grave”, afectó a un lote distribuido en Catalunya y pone de manifiesto la importancia de una comunicación rápida y eficaz en situaciones de alerta sanitaria.

Leer más:   Jornada Webinar: Presentación del proyecto “Coste – Hora” de la Industria de la madera de Euskadi

- Te recomendamos -
Artículo anteriorIngresos comerciales en LaLiga: un salto del 23% este año
Artículo siguiente65YMÁS y Cámara de España presentan la campaña ‘El Valor Sénior’